viernes, 24 de agosto de 2007

JOHNNY AL

CÉSAR AUGUSTO JOHN MIJULOVICH MARTÍNEZ
(“JOHNNY AL”)
.
Hablar de César Augusto Mijulovich, es hablar de un muchacho como todos los demás. Pero hablar de “Johnny Al”, su seudónimo artístico, es hablar de un artista cañetano que inició su vida profesional como cantante en el año 1968, escalando posiciones que le permitieron formar parte del mundo del Criollismo.
.
Laboró en los más reconocidos restaurantes y peñas capitalinas, alternando escenario con las figuras más destacadas del Criollismo Nacional.
.
Su labor artística, más reconocida, la tuvo con el famoso Ballet “PERÚ NEGRO”, del que fue por cerca de una década su primera voz, y con el que recorrió diferentes escenarios del País, de América y del mundo.
.
Hacia 1988 decide volver a su tierra querida, Cañete, y desarrollarse como promotor artístico, donde lo vino haciendo con mucho éxito y acierto, hasta que una infausta mañana, del 7 de diciembre de 1989, cuando se dirigía a su centro de labores, un proyectil certero, percutado del arma de un negligente vigilante particular, le cegó la vida, cuando bordeaba los 39 años de exitosa existencia.
.
Mucho se especuló al respecto, lo cierto es que los responsables pasaron a formar parte de la inaudita impunidad que reina en los fueros judiciales.
.
Sin embargo, nos atrevemos a decir que “Johnny Al”, fue, es y será por siempre el artista más lúcido que tuvo Cañete.
.
¡Johnny Al Vive! ¡Y está cantando en La Gloria!
¡Resquiescat in pace!
.
Pedro Martínez Muñante