viernes, 16 de septiembre de 2016

SANTA EFIGENIA EN CAÑETE

Este sábado 17 y domingo 18, se celebra a Santa Efigenia en La Quebrada en Cañete, veamos un poco de su historia.

Historia de Santa Efigenia

lunes, 12 de septiembre de 2016

12 DE SETIEMBRE: TERRORISMO NUNCA MÁS!

Hoy 12 de setiembre, se cumple un año más de la captura de Abimael Guzmán. Recordemos los sucesos acontecidos en la provincia de Cañete: San Vicente de Cañete, Imperial y Nuevo Imperial.


miércoles, 31 de agosto de 2016

ARRIBA CAÑETE!! ESTAMOS DE ANIVERSARIO

LEVÁNTATE CAÑETANO, CAÑETE ES MÁS GRANDE QUE SUS PROBLEMAS.

Texto: Lalo Campos Yataco - Marquinho Espichán Asín


viernes, 26 de agosto de 2016

46 AÑOS DEL FESTIVAL DE ARTE NEGRO DE CAÑETE

46 AÑOS DE FESTIVAL DE ARTE NEGRO DE CAÑETE

Este sábado 27 de Agosto se cumplen 46 años del Festival de Arte Negro de Cañete, espectáculo más antiguo de danzas afroperuanas. CAÑETE ARTE NEGRO lo invita a conocer un poco de la historia de este evento.



Lalo Campos Yataco

martes, 28 de junio de 2016

CALENDARIO AFROPERUANO DE CAÑETE

 CALENDARIO AFROPERUANO DE CAÑETE

SEMANA DE SAN LUIS DE CAÑETE (segunda semana de enero)
Aniversario de San Luis de Cañete “Centro del folklore afrocañetaño", en donde se puede apreciar pasacalles, la serenata, además de su Festival Negro, celebrado el sábado de la semana. Su día central es el 12 de enero.

CARNAVAL NEGRO. San Luis de Cañete (cuarto sábado de febrero)
Evento realizado en la plaza de armas del pueblo. Consta de un día de pasacalles, concurso entre los barrios de San Luis, y una verbena de música afroperuana. Este evento es celebrado desde 1990, y en sus inicios era realizado en Bujama Baja (Mala).

SEMANA SANTA. San Luis de Cañete (Marzo - Abril)
Procesiones y ceremonias católicas a los largo de diez días, desde viernes de Dolores hasta el domingo de Resurrección. Destaca la procesión del Santo Sepulcro del Viernes Santo, en las que predomina la participación de la población afroperuana.




MES DE LA CULTURA AFROPERUANA. (Junio)
Ceremonias y festivales artísticos en Imperial, San Luis y San Vicente de Cañete, en diferentes fechas del mes de Junio.

FIESTA PATRONAL VIRGEN DEL CARMEN. Hacienda Arona, San Luis de Cañete (Tercer sábado de Julio)
Misa y procesión de la Virgen del Carmen, organizada por las familias que trabajan en la antigua hacienda Arona, enclave de la cultura afroperuana.




DÍA DEL ARTE NEGRO. San Vicente de Cañete (12 de agosto)
Conmemora el 12 de agosto de 1971 día en que se decide realizar el primer Festival de Arte Negro Peruano. Se celebra con una misa, y procesión de los tres santos patrones del arte negro: Santa Efigenia, San Benito de Palermo y San Martín de Porres. La municipalidad de Cañete reconoce a varias personalidades del Arte Negro en una ceremonia después del acto religioso. En horas de la tarde se realiza un pasacalle con participación de los elencos de danzas negras de la localidad e invitados, colegios, universidades y un concurso de barrios. En algunos casos el evento se realiza el fin de semana más cercano a la fecha.

FESTIVAL CULTURAL KUTUKÁ. San Vicente de Cañete (Tercer sábado de Agosto)
Festival cultural en el que participan delegaciones artísticas de los diversos enclaves de la cultura afroperuana: Yapatera, Lambayeque, Lima, Cañete y Chincha. Además presentan muestras de fotografías, pinturas y una pequeña feria gastronómica. Realizado en la Plaza de Armas de San Vicente de Cañete.




SEMANA TURÍSTICA DE CAÑETE - FESTIVAL NACIONAL DE ARTE NEGRO San Vicente de Cañete (Última semana de agosto)
Aniversario de la provincia, conmemorando la fundación española de Cañete, dada el 30 de agosto de 1556. Durante la semana se puede apreciar de pasacalles, concurso de belleza, campeonatos deportivos, Feria Artesanal, noches de espectáculo, el Concurso del Pisco “Región Lima”, la serenata y la Parada Cívico institucional. Pero el evento estelar es el Festival Nacional de Arte Negro, celebrado el último sábado de Agosto en el Estadio Roberto Yáñez. Dentro del Festival se elige a la "Reina del Ritmo" y "Reina del Festejo", entre candidatas de diversos lugares del país. Día central de la semana: 30 de agosto.

FIESTA PATRONAL DE SANTA EFIGENIA. La Quebrada, San Luis de Cañete (21 de setiembre)
Fiesta patronal de la ex hacienda La Quebrada, en el distrito de San Luis de Cañete, en honor a Santa Efigenia, protectora del Arte Negro. Santa Efigenia es la santa afro más antigua conocida en la historia católica. Se celebra con la tradicional serenata con danzas afroperuanas, su misa en el día central, y procesión. En algunos casos la fiesta se realiza el fin de semana más cercano a la fecha.

NAVIDAD. San Luis de Cañete (diciembre)
Celebraciones de veneración al Niño Dios, donde se aprecia la Danza de Negritos, el canto de panalivios y villancicos, y el baile del Festejo. Destacan los festejos realizados por la familia Ayaucán y los alumnos del maestro Lalo Izquierdo.



Lalo Campos Yataco

jueves, 24 de diciembre de 2015

PANALIVIOS DE NAVIDAD (1979)

Extracto del programa FESTEJO DE BELÉN vía Telecentro, diciembre de 1979.
Participación del musicólogo José Durand Flores, junto a Arturo Zambo Cavero, Carlos Hayre, Vicente Vásquez y José "Pepe" Villalobos, interpretando los panalivios tradicionales de navidad de Cañete y Chincha.

video

lunes, 21 de diciembre de 2015

A ritmo de villancicos y zapateos celebrarán tradicional Navidad Negra en Cañete


A ritmo de villancicos y zapateos celebrarán tradicional Navidad Negra en Cañete


En el distrito de San Luis, en la provincia de Cañete, se acostumbra a desarrollar un nacimiento en vivo o la llamada Navidad Negra, y donde sus intérpretes al ritmo de villancicos y zapateos celebran la llegada del Niño Jesús. Esta puesta en escena se desarrolla todos los años en la plaza de Armas del distrito de San Luis.

La fiesta es de recogimiento, de pasarla en familia y se rinde culto al Niño Dios. También se desarrolla la danza de Los Negritos, manifestación en la que se cantan melodías de pentatonía andina, con versos de villancicos españoles y se zapatea con rítmica de ascendencia africana. Desde la época colonial, la costa celebra la Navidad Negra. Los esclavos católicos agasajaban a un Jesús moreno con bailes y danzas de raíces africanas.

Cabe recordar que es San Luis de Cañete una localidad de innegable herencia africana. En este pueblo nacieron y/o se forjaron Ronaldo Campos, Caitro Soto, Manuel Donayre, Susana Baca y Pepe Vásquez entre otros cultores de la tradición afroperuana.

La cita es este miércoles 23 de diciembre, a partir de las 7:30 p.m. en la Plaza de Armas de San Luis de Cañete.

video

viernes, 23 de octubre de 2015

PERÚ NEGRO: ANIVERSARIO

PERÚ NEGRO de Aniversario

Perú Negro, es una asociación cultural fundada en 1969, con el fin de preservar la cultura afroperuana.
El 26 de febrero de 1969 cuatro jóvenes, ex miembros del grupo Teatro y Danzas Negras del Perú de Victoria Santa Cruz, formaron su propio grupo de música y baile. El proyecto fue idea original de Ronaldo Campos, que trabajaba como cajonero de un grupo de música criolla en el restaurante "El Chalán"; los otros tres miembros fundadores fueron "Lalo" Izquierdo, Víctor Padilla y Rodolfo Arteaga. A instancias del dueño de El Chalán, el nuevo grupo sazonó la oferta musical del restaurante con un espectáculo de música y baile negro "típicos".
Poco a poco fueron ingresando nuevos integrantes, la lista completa del grupo original incluye a: Ronaldo Campos (cajón y bailarín), Linder Góngora(primera guitarra), Isidoro Izquierdo(segunda guitarra), Orlando Soto(quijada y cencerro), "Caitro" Soto y Lucila Campos (voces) y los bailarines Esperanza Campos, Pilar de la Cruz, Sara de la Cruz, Lalo Izquierdo, Rodolfo Arteaga y Víctor Padilla. La primera generación también incorporó pronto a Eusebio "Pititi" Sirio (cajón y bailarín), Guillermo "El Niño" Nicasio (congas), Julio "Chocolate" Algendones (bongó) y los integrantes del coro Sonia de la Cruz, María Laguna, Elizabeth Carrillo, Gilberto Bramón, Felipe Carrillo y Manuel Donayre.
A pocos meses de su fundación, Perú Negro ganó el primer puesto en el Festival Iberoamericano de la Danza y la Canción en el Luna Park de Buenos Aires, Argentina, en una presentación para el recuerdo denominada "La Tierra se hizo nuestra". El grupo de jóvenes músicos y bailarines que ganó el premio mayor en Argentina era como una familia. Muchos de los integrantes vivían y ensayaban en el distrito de La Victoria (Lima). Durante la década de 1970, varios artistas e intelectuales contribuyeron con el grupo, podemos mencionar a Chabuca Granda, el poeta César Calvo y Luis Banchero Rossi, entre otros. El grupo ha realizado giras por México, Marruecos, Brasil, Cuba, Argentina, España, Panamá, Ecuador, Estados Unidos y Canadá.
Perú Negro y Cañete siempre estarán fuertemente relacionados, no sólo por Ronaldo y Caitro. Perú Negro rescató muchas manifestaciones de San Luis de Cañete. Lucila "Chila" de la Colina (madre de Ronaldo Campos), Benedicta de la Colina (madre de "Caitro") y Fermín Gómez, los tres sanluisinos, fueron sus principales fuentes de investigación para la recreación de bailes que luego plasmarían en el escenario, como el Ingá, Toromata, entre otros. También cabe recordar que Perú Negro fue el organizador del II Festival de Arte Negro de Cañete en 1972.
Tras la muerte de Ronaldo Campos en el 2001, el grupo es dirigido por su hijo Rony Campos.
Perú Negro fue en dos ocasiones nominado para concursar en los premios Grammy Latino, en la categoría "Álbum folklórico", por sus álbumes "Jolgorio" y "Zamba Malató" en el 2004 y 2008, respectivamente; y obtuvo la nominación al Grammy estadounidense en el 2005, siendo hasta nuestros días, el único disco peruano en alcanzar una nominación en estos premios.


Presentación de Perú Negro en el Festival Iberoamericano de la Danza y la Canción. Argentina, 1969 (Archivo Caretas)



 



Archivo de Perú Negro, Eusebio "Pititi" Sirio y "Lalo" Izquierdo, y elenco de década de 1970.







jueves, 22 de octubre de 2015

Miki González: "La música afroperuana que se consume es prácticamente de los Santa Cruz, de Lima, y de Ronaldo Campos, de Cañete"

Miki González nos muestra en interesante entrevista algunos reflexiones sobe la música afroperuana


Tiene raíces españolas, sus costumbres son limeñas y su música tiene una fuerte influencia afroperuana. La fusión y la mezcla caracterizan la vida y obra de Miki González; uno de los artistas que mejor ha logrado combinar los ritmos de influencia africana gestados en nuestro país con el rock y la electrónica. Lo demuestra el éxito de varias de sus composiciones y la permanencia de éstos en la memoria colectiva.

Su curiosidad innata y su temprano interés por el legado sonoro africano en Occidente no le dejaban otra opción que seguir ese campo musical. "No es posible que hubiese hecho algo distinto a la música afroperuana", señala convencido.
"En la música ese tipo de mezclas siempre ha existido", dice. "Cuando la gente de mi generación era adolescente, escuchaba a The Beatles metiendo una citara de la India o una orquesta en el rock. Todas esas cosas eran naturales en ese momento".
Para Miki el purismo tiene poco espacio cuando se habla de lo afroperuano; género que en sí mismo puede ser sinónimo de fusión, al reunir ritmos africanos e instrumentos que llegaron desde Europa, como la guitarra.
"Nicomedes Santa Cruz no era un purista, y él inventó la mitad de la música negra que consumimos", afirma al mencionar a uno de los personajes que más hizo por difundir e investigar los orígenes e historia de este estilo. "La cultura es así: se reinventa y se recicla", añade.
Sería una aparición televisiva de Félix Casaverde (acompañando con su guitarra al compositor y cantante Juan Mosto) la que llamó la atención de Miki respecto al sonido afroperuano. Esa combinación de las raíces africanas y el jazz con los géneros locales -en este caso, el vals criollo- había llamado su atención tiempo atrás, cuando estudiaba en el Berklee College of Music, en Estados Unidos. Su búsqueda de autenticidad -iniciada con su afición juvenil por el blues- lo había llevado también a Brasil, ese paraíso musical en el que los sonidos locales y regionales, gestados desde las comunidades negras, se valían de instrumentos y de la influencia occidental para configurar algo nuevo.
Su encuentro con Casaverde -uno de los músicos más influyentes del país- le permitiría a González tomar contacto con el lado más auténtico de la música afroperuana y con sus mayores representantes.

INICIOS DE LA FUSIÓN

"Si van a tocar rock, ¿para qué tienen un cajón?". La pregunta la hace una de las asistentes del concierto que se apresta a ofrecer Miki González y su banda en el (hoy desaparecido) local de la Alianza Francesa del centro de Lima. En esta cálida noche de febrero de 1986 la presencia del típico instrumento musical afroperuano y del ágil Filómeno Ballumbrosio llaman más la atención que las de un tal Andrés Calamaro y de Danny Melingo, dos argentinos que aprovechando la visita de su banda -Los Abuelos de la Nada- a la Teletón, se han plegado a esta troupé musical.
El cajonero hace lo suyo muy bien. Su instrumento y su ejecución se adaptan con naturalidad a temas de evidente raíz afro, como "Oba Meboto", la tradicional "A la Molina", y al súper éxito "Dímelo, dímelo", así como a las largas improvisaciones que el grupo desarrolla durante su presentación. La fuerza y la cadencia de Miki en la guitarra complementan a la perfección las secuencias rítmicas que emanan de una batería programada.
Nadie debía sorprenderse. Filomeno es parte de una de las familias más tradicionales de El Carmen, distrito de Chincha poblado mayoritariamente por afroperuanos. Guiado por César Calvo, González llegó hasta esta comarca en 1978 y conoció a Amador Ballumbrosio, patriarca de un numeroso clan, zapateador y cantor, además de memorioso guardián de las canciones y bailes propios de su gente. Sería el inicio de un periodo de colaboraciones entre el músico y la mencionada familia, cuyos integrantes empezaron a ganar protagonismo en sus conciertos a partir de 1991, después que el músico se apartara un poco de la influencia de la música post-punk británica y el rock en castellano made in Argentina, para incursionar con el disco Akundun en fusiones mucho más pronunciadas, basadas en vertientes musicales de raigambre africana de alcance universal, como el reggae, el dancehall y la música nordestina brasileña, pero también en variantes locales, como el festejo y el panalivio.
Así, gracias a temas como el mencionado, "A gozar sabroso" y "La pequeña" (y, uno años antes con el videoclip de "Lola", rodado en El Carmen), Lima y las demás urbes peruanas entraron en contacto con Chincha y la parte más visible de sus manifestaciones artísticas, incrementándose el interés de músicos y mortales comunes por esta zona, hasta entonces más olvidada de lo que está ahora. Sin embargo, González no coincide con quienes alguna vez han considerado a dicha localidad como una suerte de cuna de la música y danzas afroperuanas.
"Lima tiene un componente muy grande del aporte de la cultura afroperuana, y en el norte también hay mucho de ello", señala. "Toda la música de este tipo que se consume ahora prácticamente es la propuesta de Victoria y Nicomedes Santa Cruz, que eran limeños, y de Ronaldo Campos, quien fundó Perú Negro, y que nació en San Luis de Cañete".
González también destaca la figura de Porfirio Vásquez, músico, cantante y compositor, natural de Aucallama, localidad de la provincia limeña de Huaral, y del cañetano Caitro Soto; todos ellos notorias influencias en su música, así como en la de todos aquellos que actualmente cultivan los ritmos negros peruanos.
En una entrevista a Heidy Carolyn Feldman para su libro "Ritmos Negros del Perú, reconstruyendo la herencia musical africana", cuando se le preguntó lo que él piensa sobre cómo sería Chincha hoy, si no hubiera visitado a la familia Ballumbrosio en la década de 1970, Miki respondió con franqueza: "Posiblemente no harían música negra, habrían algunas bandas para animar a los turistas que acuden a la Hacienda San José. Y El Carmen no sería famosa. Si Miki Gonzalez, en lugar de ir a Chincha, hubiera ido a Cañete, lo mismo habría ocurrido allí históricamente. Akundún habría sido un éxito, pero no con la familia Ballumbrosio, sino, con la familia Campos de San Luis (de Cañete)".

Escribe: Fidel Gutierrez
Revista Variedades. Junio de 2011

jueves, 4 de junio de 2015

DÍA DE LA CULTURA AFROPERUANA

DÍA DE LA CULTURA AFROPERUANA


El pueblo afroperuano conmemora hoy el Día Nacional de la Cultura Afroperuana, de acuerdo a lo que establece el Decreto Ley 28761, dado en el 2006 por el Congreso de la República.

Esta fecha se crea ante la necesidad de que se reconozcan los aportes del sector Afroperuano en igualdad de condiciones respecto a los aportes que han dado los demás grupos étnicos al país. Además, es una lucha abierta y necesaria contra los prejuicios étnicos y raciales que lamentablemente aún persisten en el Perú.

Además, se determina que durante este día se realizarán jornadas culturales de diversa índole, para dar a conocer la riqueza de la cultura de ancestria africana y sus aportes al desarrollo de la sociedad y la cultura de nuestro país.

Actualmente la mayor cantidad de afroperuanos se concentran principalmente en la costa peruana, con focos importantes en las zonas de Morropón, Zaña, Lima, Callao, Cañete, Chincha, Pisco y Nazca, entre otros lugares.

Cañete, lugar donde estuvo presente la trata y la esclavitud, es uno de los puntales de la cultura afroperuana, muestra de ello son los notables personajes de ascendencia africana que han destacado en diversos espacios: ex alcalde, regidores, médicos, artistas, literatos, entre otros. Aquí desde 1971, se han celebrado eventos relacionados al aporte cultural afro. Aunque de parte de los gobiernos locales de Cañete no se han difundido hasta el momento actividades para el Mes de la Cultura Afroperuana, o no se han realizado de forma masiva o en todo caso no se han comunicado a su debido tiempo, existen interesantes encuentros para aficionados del tema: una visión optimista para el futuro en una fecha dedicada a recordar el pasado.


Eduardo Campos Yataco
lalitocy


ACTIVIDADES POR EL DÍA DE LA CULTURA AFROPERUANA EN CAÑETE

4 JUNIO:
MUESTRA FOTOGRÁFICA POR EL DÍA DE LA CULTURA AFROPERUANA
Hora: 10:17 a.m.
Lugar: Plaza de Armas de San Vicente de Canete
Organiza: Colectivo SurReal
Contacto: Erick Sarmiento
Ingreso libre

20 JUNIO:
RAÍCES AFROPERUANAS
Programa de expresiones afroperuanas mediante expresiones artísticas, como la música y la danza, que tienen como objetivo la difusión y revaloración del patrimonio cultural inmaterial afroperuano.
Hora: 3:00 p.m.
Lugar: Plaza de Armas de San Luis de Canete
Organiza: Asociación Cultural Afroperuana “Afro San Luis”
Contacto: Ángel Garcia Manzo / Orlando "Lalo" Izquierdo Fune
3358511

Ingreso libre

jueves, 27 de septiembre de 2012

BENEDICTA DE LA COLINA ORELLANA…. una mujer de temple


BENEDICTA DE LA COLINA ORELLANA…. una mujer de temple

Cada cuatro de junio, el pueblo afroperuano luce sus mejores galas para celebrar el Día de la Cultura Afroperuana en el que se recuerda el nacimiento de Nicomedes Santa Cruz, el literato que iluminó las décimas, cumananas, poesía y música peruana.  Ese día también recordamos a quienes con esfuerzo, talento e incluso sus vidas, como Catalina Buendía de Pecho (heroína de la Guerra del Pacífico), María  Elena Moyano Delgado (heroína del combate contra el terrorismo) y Benedicta de la Colina Orellana (gestora de la jornada de ocho horas de trabajo en el sur), entre otros, hombres y mujeres anónimos que construyeron las bases para que sus descendientes y las nuevas generaciones de peruanos tengan una vida mejor.

Poco se sabe sobre Benedicta de la Colina. Nadie ha escrito un poema, erigido un monumento, pintado su imagen en un lienzo ni hay un colegio con su nombre, pero hay adultos mayores que la recuerdan y no falta quien asegura que algunas tardes, bajo el reverberante sol cañetano, ha visto su alucinada figura de mediana estatura, contextura gruesa y cabellos ensortijados, caminando entre los algodonales de San Luis de Cañete.

SALVADA POR UNA BALA

Gilda, la cuarta de los nueve hijos que tuvo Benedicta, no recuerda la fecha, sólo que era medio día y que tenía ocho años cuando estuvo a punto de quedarse sin mamá. Salía de la escuela y al llegar a su casa halló en la puerta un hacha grande y filuda. Al verla Benedicta,  presa de estremecimiento, temblaba y lloraba. Recién veía el arma y tomaba conciencia de haber repelido a la muerte. Han pasado 78 años pero Gilda aún se estremece al contarlo. Una bala disparada a tiempo y con precisión salvó a su madre. Los campesinos  y jornaleros enterados de la amenaza contra Benedicta, pensaron lo peor cuando oyeron el ruido del disparo. Por eso cuando la vieron salir con su canasta repleta de sandwiches, dulces, “colados” y refrescos que vendía para sobrevivir, creyeron que se trataba de un fantasma, tuvieron que escuchar su voz firme y decidida como de costumbre: “no podemos dejarnos amedrentar. Es tiempo de cosecha, nos necesitan pero ¿hasta cuándo vamos a seguir mendigando justicia?...” Ése fue el preámbulo al desenlace del más contundente paro agrario que hubo en Cañete en la década del 40, mediante el cual los trabajadores cañetanos consiguieron que la jornada de trabajo se ajuste a las 8 horas y que el jornal diario suba de 80 centavos a un sol veinte diarios.  

NACIDA LIBRE

Benedicta de la Colina Orellana vivió sus últimos años en el Callejón de la Confianza (Barrios Altos), llamado así porque durante la Guerra del Pacífico, fue un bastión de la resistencia de donde -cuentan- no salía con vida ningún soldado chileno.

Postrada en su silla de ruedas a causa de una hemiplejia producida por la hipertensión arterial que padecía desde joven, Benedicta se la pasaba dictando “cátedra” de cocina y repostería cañetana a los vecinos; contando historias de su agitada vida a sus hijos y nietos, o canturreando temas que había oído cantar a “Shila”, su hermana mayor, madre de Ronaldo Campos y vocalista en la época auroral de “Perú Negro”.

Beneda, como la llamaban sus paisanos, nació libre en 1897. Años antes Ramón Castilla había decretado la abolición de la esclavitud y el tributo indígena, pero la ley tardó tanto en pasar del papel a la acción que cuando Benedicta cumplió 20 años, en varias haciendas de Lima y provincias continuaban las prácticas esclavistas y cuando en 1930, el piurano Luis Miguel Sánchez Cerro se levantó en armas poniendo fin al “oncenio” de Leguía,  muchos empleadores y hacendados desconocían la ley que promulgó en 1919 José Pardo la cual limitaba a ocho horas la jornada laboral de todos los trabajadores sin distinción.

En una hacienda de San Luis, el poblado más antiguo del valle de Cañete, la gente trabajaba por 80 centavos hasta 16 horas al día. Benedicta se reveló ante tal explotación y decidida a cambiar esa realidad se unió al movimiento revolucionario de Sánchez Cerro que ofrecía mejoras en  el campo laboral y social.

UN AFRO EN PALACIO

Los afroperuanos de todo el país, recibieron con júbilo la presencia de Luis Miguel Sánchez Cerro en el gobierno porque veían en él a uno de los suyos ya que se decía que era descendiente de esclavos negros de Madagascar, sus adversarios lo llamaban despectivamente “El Manganche”, porque había crecido en la llamada “Manganchería” piurana, un barrio poblado por negros, lo que no impidió que regresara con honores, como subteniente de infantería de la Escuela Militar de Chorrillos.

Idolatrado por artesanos, desempleados y comerciantes, sobre todo mujeres, Sánchez Cerro fundó la Unión Revolucionaria, partido cuyo lema era “el Perú sobre todo” y al que, de inmediato, se unió Benedicta de la Colina convirtiéndose en su más dinámica activista.

Sánchez Cerro no los defraudó: concedió a los trabajadores descanso remunerado por el día del trabajo (1 de mayo); horario de verano para obreros y empleados; vacaciones para los obreros; amplió la legislación a favor de los indígenas, para evitar las migraciones a las ciudades, puso especial atención a las necesidades de los pueblos e impulsó la construcción de restaurantes populares y proyectos de colonización gradual de la selva.  

SÁNCHEZ CERRO SALVÓ SU VIDA

La labor proselitista de Benedicta -quien había logrado convertirse en líder natural del campesinado que acataba con respeto sus arengas sobre los derechos de los trabajadores- sacó de sus cabales a muchos hacendados de Cañete -acostumbrados a obtener trabajo gratis o por casi nada-, al punto de pretender eliminarla.

Informada por su amiga, empleada de la hacienda vecina y esta a su vez por el mayordomo de la hacienda Casablanca, de la espada de Damocles que pendía sobre su cabeza, Benedicta emprendió viaje a Lima, donde fue recibida por el Presidente de la República.

Tras escuchar su relato, Sánchez Cerro entregó a Benedicta un revólver y como si le quemara estuvo a punto de soltar el arma. El jefe de Estado le dijo que esa era su única defensa y que ante la amenaza del agresor sólo tendría que hacer tres disparos, dos al aire y el tercero a las piernas. Luego de tranquilizarla llamó a su edecán para que disponga lo necesario a fin de que “La Beneda” recibiera instrucciones de tiro. Y debió resultar alumna aplicada, pues bastó un solo disparo para hacer correr al encargado de asesinarla, quien dejó el arma homicida tirada a la entrada de la humilde vivienda.

Pepe Vásquez, el nieto favorito de Benedicta cuenta que a su abuela se le humedecían los ojos y le temblaba la voz cuando contaba estas vivencias, pensaría tal vez en ¡qué habría sido de sus pequeños de cumplirse la condena!, pues ella enviudó muy joven cuando su hijo Carlos “Caitro” Soto no cumplía los siete años. Por eso se vino a Lima, no quería que sus vástagos crecieran en el campo, pasando por lo que ella hubo de pasar, dice Gilda quien también creció escuchando el retumbar de los instrumentos de percusión de su hermano “Caitro”, sin animarse a tocar alguno.

Benedicta de la Colina, falleció en 1984, en la misma fecha y hora que su yerno, el gran Porfirio Vásquez.

“Sánchez Cerro salvó a mi madre”, dice Gilda y cuenta que fue “Caitro” quien se encargó de eliminar el baúl que contenía el revólver y el hacha, entre otros recuerdos que Benedicta guardaba como trofeos de su activo pasado.

* Artículo escrito por Maruja Muñoz Ochoa, activista y periodista afroperuana fallecida en junio último. Gracias por todo querida Maruja...

Ritmo Afroperuano del Norte Chico


RITMO AFROPERUANO DEL NORTE CHICO

Este viernes 28 de Setiembre, con motivo de celebrar el aniversario del distrito de Aucallama (Huaral) y el 110º año de nacimiento de don Porfirio Vásquez; el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú junto a la Asociación Artístico Cultural Afro-Mestizaje Aucallama (Huaral), celebrarán El Museo Abre de Noche: Ritmo Afroperuano del Norte Chico, evento que incluirá narraciones de cuentos, cajoneo y anécdotas afroperuanas para niños y otras actividades.

Este viernes 28 de setiembre a partir de las 5 de la tarde. En el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (Plaza Bolívar s/n Pueblo Libre, frente a la Municipalidad). INGRESO LIBRE