lunes, 14 de diciembre de 2009

CELEBRACIÓN DE LA NAVIDAD NEGRA EN CAÑETE Y CHINCHA

La fiesta de la Navidad en el interior del país se celebra con diferentes festividades y tradiciones. Una costumbre muy antigua es la presentación de los Hatajos de Negritos y la danza de Pallas en el sur de Lima. Indica Chalena Vásquez en su libro "Costa presencia africana en la música de la costa peruana", la Danza de Negritos es una danza masculina de parejas interdependientes, en las que se aprecia una mixtura cultural, ya que se cantan melodías de pentatonía andina, con versos de villancicos españoles y se zapatea con rítmica de ascendencia africana; además el Hatajo es bailado por mestizos, cholos, zambos, y no solamente por negros.


Esta danza se encuentra vigente en los pueblos ubicados al sur de Lima (Cañete, Chincha, Pisco, Ica y Nazca). Se conoce que la danza de negritos se practicó en San Luis de Cañete hasta 1976; tiempos en los que el señor Moisés Rangel Rebatta (1913-1977), un excelente zapateador, preparaba a los niños para las festividades.

NICOMEDES SANTA CRUZ RELATA LA NAVIDAD NEGRA DEL SUR CHICO

Nicomedes Santa Cruz grabó con su conjunto Cumanana la canción "Navidad Negra" para el disco Canto Negro de 1968, basada en los villancicos de Cañete y Chincha. Al siguiente año, describe en un artículo las diferencias entre las celebraciones navideñas de estos dos lugares del sur de Lima:

Desde los últimos días de noviembre, comienzan en los citados lugares los preparativos para la celebración de la Navidad. El "Caporal Primero" se encarga de ensayar su "cuadrilla", la misma que estaba conformada por 12 danzantes. Un caporal podía preparar hasta tres cuadrillas, pero asesorado de un "Caporal Segundo" y otro "Caporal Tercero".

La vestimenta de los Negritos de San Luis de Cañete y otros pueblos del sur chico consiste en zapatillas de soga, pantalones blancos, camisa floreada de mangas bombachas y cascabeles. La indumentaria de los Negritos de Chincha Baja, El Carmen y demás pueblos aledaños es mucho más original y vistosa: siempre con pantalones blancos y camisa de colores, en vez de zapatillas calzan botines negros. Y como atuendo llevan terciada sobre la camisa una banda, a la que van cosidos muchos soles de plata agujereados como espejitos, lentejuelas y cascabeles. Se cubren la cabeza con una especie de gorro tipo "jockey", que al igual que la banda, lleva monedas y espejuelos. Otras cuadrillas llevan, en vez del gorrito, un penacho de plumas coloreadas, teñidas de rojo, azul, verde, etc...

Con mucha anticipación a la Navidad, cada Negrito buscaba a su padrino, persona relativamente solvente, que se encargará de facilitar al "ahijado" el traje y accesorios que usaba. Los padrinos durante la fiesta, se limitaban a aplaudir a sus ahijados y obsequiar con monedas a las pallas.

Mientras los varones se han dedicado a preparar las "Cuadrillas de Negitos", por su parte las mujeres organizan "Las Pallas"...

Cada cuadrilla de pallas estaba integrada por doce niñas en edad escolar. El atuendo de las pallas del sur chico es parecido al de las gitanas. Otras, con falda recogida con guardillas de color mantilla sobre la cabeza. La "palla" de Chincha viste exactamente igual a la mujer huanca, pero como las negritas tienen cabellos cortos y ensortijados, sus madres le fabrican tupidas trenzas que afloran bajo el sombrerito de pastora, utilizando para ello cercas de cola de caballo.



Ya en las calles del pueblo, por proceder de diferentes barrios y haciendas, los Negritos de cada cuadrilla llevaban una banda del mismo color así, hay cuadrillas de banda rosada, otras de banda celeste, verde, rojo, etc. Cada negrito llevaba una sonora campanita en cada mano, pero en la diestra llevaba además un chicote. El "caporal" no utilizaba campanitas sino un chicote más grande que los demás.

Las partidas de Negritos, cantan y bailan acompañados por solo dos instrumentos: un violín, que por lo general toca el maestro músico del pueblo; y una armónica, que sopla virtuoso jovenzuelo.

El ritmo lo marcaban los cascabeles, monedas y campanitas que portaban los danzarines, reforzados por las sonajas. En las cuadrillas de Chincha, el sonajero es el mismo bailarín humorístico que se disfraza de La Vieja y reparte pastas, chicha y refrescos entre los niños, a la vez que recolecta dinero de los espectadores donantes. En San Luis de Cañete, estas mismas funciones las desempeñaba el Borrachito.


Durante ese desfile nocturno, los "caporales" conservaban el orden entre sus cuadrillas azotando reciamente a los "negritos" indisciplinados.

En el hogar donde haya nacimiento se da "posada" a una cuadrilla y el "Borrachito", despide el homenaje al Niño...

Cercanas ya las doce de la noche del 24 de diciembre, Pallas y Negritos, se aproximan a la Iglesia del Pueblo por diferentes calles de la ciudad.

Venid, pastorcillos
venid a adorar
al rey de los cielos
que ha nacido ya.

Un rústico techo
abrigo le da
por cuna un pesebre
por templo un portal.

(Fuga de huayno por las pallas)

Vamos, pastores
vamos a ver
al Niño lindo
que está en Belén

... Vuelven los villancicos y tras ellos otras rueda de pastas, refrescos, y libaciones de chicha, que le llama "orines del Niño". Ahora los negritos interpretan la danza folklórica del "Torito Pinto", eso es en San Luis de Cañete:

Adiós Torito Pinto
hijo de la vaca mora,
ven pa sacarte una suerte
delante de tu señora.
Muchachito quítate de ahí
cuidado que el toro te va a matar

En Chincha, cada estrofa del villancico obliga a la cuadrilla de negritos a un cambio de coreografía, a cual mejor:

El paso del "gallinacito" es por parejas en cuclillas:


Un gallinacito volando pasó
en busca de su burrita y muerta la encontró

El de los "zancuditos" es rascándose las costillas:


Zancudito me picó,
salamanqueja me mordió

El del "caporal" es zapateado:

Señor caporal por Dios
achíquenos la tarea
si no la quiere achicar
ahí se queda, ahí se queda...

A las doce en punto, vuelan las campanas anunciaban el nacimiento de Jesucristo, revientan cohetes y castillos y el cura del pueblo ofrece al Niño para su adoración:

Dame licencia, Niñito
para dentrar a tu Templo
en compañía de los pastores
para adorar tu nacimiento

Ya en el templo cantan pallas y negritos:

En nombre de Dios comienzo,
es muy bueno comenzar
en el nombre de María,
sin pecado original

Con los primeros albores de la madrugada, se van retirando las cuadrillas de pallas y negritos. Pero volverán más tarde a oír misa y divertirse en la feria.


Publicado originalmente en: Nicomedes Santa Cruz, Semanario El Dominical, El Comercio, 21 diciembre 1969, p. 12-13


CAITRO SOTO Y SU EXPERIENCIA EN LA NAVIDAD DE SAN LUIS DE CAÑETE

El recordado artista Carlos "Caitro" Soto de la Colina nació en San Luis de Cañete en 1934. Desde niño participó en actividades musicales de su pueblo, lugar con gran tradición musical hasta la actualidad. Caitro recuerda los villancicos que cantaban, cuando era parte de la cuadrilla de la Danza de Negritos de Moisés Rangel.

Vamos pastores, vamos a ver
al Niño lindo que está en Belén
su madre en los brazos meciéndolo está
y que él ha de dormirse con dulce cantar
Vamos pastores, vamos a ver
al Niño lindo que está en Belén.
Un ángel responde al Niño con paz
gloria en las alturas y en la tierra paz.
Este precioso Niño yo me muero por él,
sus ojitos me encantan, su boquita también.
su madre lo acaricia, su padre mira en él
y ambos contemplan a tan divino ser (bis)
Sí, sí, vamos pastores, vamos a ver
vamos a ver a aquel Niño, la gloria de Belén.

Publicado originalmente en: Caitro Soto, De Cajón. El Duende de la Música Afroperuana, Lima, El Comercio, 1995, p. 86.


ESPECTÁCULO NAVIDAD NEGRA DE PERÚ NEGRO

En diciembre de 1972, el grupo Perú Negro estrena el espectáculo denominado "Navidad Negra", que muestra el nacimiento de un Cristo Negro con elementos de la Danza de Negritos. El presente video es una extracto del show realizado por el grupo Perú Negro en diciembre del 2004. El número artístico consiste en tres partes, la primera consta de unos versos compuestos por el poeta César Calvo, la segunda muestran los villancicos cantados en la danza de negritos, y en la última parte se danzan los panalivios practicados en el sur (Cañete, Chincha, Pisco, Ica y Nazca) durante Navidad.


  • Archivo Fotográfico: Familia Francia Villalobos y Colectivo Sur-real

domingo, 13 de diciembre de 2009

RÉCORD DE GUINNESS DE CAJÓN

.
La reunión de 1050 cajoneros de Lima, Cañete y Chincha tocando juntos fue registrada en el libro de los Record Guinness. La cajoneada se realizó en abril pasado con motivo del II Festival Internacional del Cajón Peruano.

El libro de los Récord de Guinness concedió al II Festival Internacional del Cajón Peruano el reconocimiento por haber reunido al mayor número de cajoneros en todo el mundo para tocar juntos, informaron los organizadores de dicho encuentro.

El récord le fue notificado hoy al organizador del festival, Rafael Santa Cruz, quien afirmó: "Más allá de establecer un récord de Guinness, fue importante y sumamente emocionante reunir en una calle de la ciudad a 1050 cajoneros no solo de Lima, sino también a otros llegados de provincias como Cañete y Chincha, además del extranjero".

La cita musical se realizó el sábado 11 de abril del 2009, frente al Centro Cultural de España (CCE), que auspició el singular espectáculo.

Los cajoneros reunidos aquel día interpretaron la pieza titulada "la fiesta del cajón", de Marco Oliveros. "Fue un homenaje a los cajoneros desaparecidos, al cajón como instrumento musical, así como para incentivar la utilización de nuestro instrumento preferido", afirmó Rafael Santa Cruz.

La jornada contó con la participación de niños, jóvenes y adultos, tanto hombres como mujeres, aficionados y profesionales. Todos ellos con el común denominador de ser apasionados por el instrumento, tan característico en las distintas manifestaciones de la música afroperuana.

La cajoneada no solo congregó a la mayor cantidad de ejecutores del instrumento tocando al mismo tiempo, sino que marcó la apretura del festival que se desarrolló durante una semana y que incluyó conciertos, talleres y otras actividades.

La próxima edición del Festival del Cajón Peruano se llevará a cabo del 10 al 17 de abril del 2010, una vez más con el apoyo del Centro Cultural de España en Lima. (El Comercio, Perú)

martes, 8 de diciembre de 2009

TERESA IZQUIERDO: “Recuerdo con nostalgia mis vacaciones en Cañete”


No hay palabras para definir a esta inmortal de la gastronomía peruana que a los 75 años conserva la magia en sus dedos para deleitarnos con su sazón como solo ella lo ha sabido hacer desde hace más de medio siglo. Doña Teresa Izquierdo, ícono de la gastronomía peruana, conversó con nosotros sobre Cañete, tierra de sus antecesores.

Teresa Izquierdo González, la morena de oro de la comida peruana, nació en Lince. Muy pocos conocen que si bien ella es limeña, su familia por línea materna (Gonzales Garretón) es de San Luis de Cañete.

Su madre, Luz Divina Gonzales Garretón, nació el 11 de mayo de 1912 en San Luis de Cañete pero se trasladó muy joven a Lima, aunque siempre regresaban a ver a sus familiares. Teresa recuerda con agrado como esperaban las vacaciones para viajar a Cañete, a visitar a su bisabuela Celedonia Chévez Manzo, la conocida "misia Celi" quién vivió 102 años. Y es que Teresa era hija única y gustaba encontrarse con sus primos y salir a jugar por este tranquilo pueblo, que según la tradición también vio nacer a Josefa Marmanillo, creadora del Turrón de Doña Pepa.
Teresa rememora con nostalgia estos momentos y recuerda cual niña sus experiencias en "San Lucho", cuando jugaba entre los corrales llenos de animales, cuando a las 5 de la tarde salían a jugar al parque con los demás muchachitos, aquellas épocas donde el plato principal eran los fréjoles, y las tarde se endulzaban con ranfañote y sanguito, cuando en las navidades bebían los "orines del niño", cuando cada vez que regresaban a Lima, lo hacían con sacos llenos de pallares, fréjoles y yuca.

Por eso, Teresa se siente contenta al ver como en la actualidad los jóvenes cañetanos están logrando distinguirse en el campo gastronómico. Son dos años consecutivos los que ella viene participando como jurado del Festival Gastronómico "Sabores de Cañete", organizado por el Centro de Formación CONDORAY.

Asimismo refiere que para mejorar la situación de los afroperuanos, no debemos olvidar nuestras raíces y sentirnos orgullosos de nuestras costumbres. Y es que los afroperuanos hemos contribuido en todos los campos y una muestra de ello es Teresa, nuestra morena de oro. Una morena con corazón cañetano.

Eduardo Campos Yataco
lalitocy

TERCER AÑO DE CAÑETE ARTE NEGRO


Estimados amigos:

Hoy 8 de diciembre del 2009, CAÑETE ARTE NEGRO cumple su tercer año. Durante este último año he logrado conocer un poco más sobre la realidad de los afrodescendientes en nuestro país. Hoy un día después del "Perdón Histórico a los Afroperuanos" ofrecido por el Gobierno, considero que la población afrodescendiente debe buscar alcanzar la unidad; sin distinción de grupos políticos, de títulos ni cosas similares, que lo único que crean es la desunión del pueblo afroperuano.
Por eso, mil gracias a todos los que no han apoyado en este largo trabajo de promoción de la tradición afrocañetana, y ellos y a nuestros lectores, mil gracias

Atentamente,
Eduardo Campos Yataco
lalitocy

lunes, 30 de noviembre de 2009

FAMILIA CAMPOS (VIDEO)

FAMILIA CAMPOS (VIDEO)
.
Homenaje a la familia Campos por su gran trayectoria en la difusión del folklore afroperuano. Como recordamos Ronaldo Campos de la Colina (nacido en San Luis de Cañete), fundó el grupo Perú Negro en 1969. Desde aquella fecha Perú Negro ha sido cuna de grandes artistas, dentro de ellos los propios descendientes de Ronaldo, como Rony Campos (actual director de Perú Negro y cajoneador), Marcos Campos (cajoneador), Esperanza Campos (bailarina y Reina del Ritmo 1972), Ruth Campos (bailarina), Renato Valdivia (bailarín y cajoneador), Milagros Valdivia (bailarina), Eder Campos (bailarín y cajoneador), Edú Campos
(bailarín y cajoneador) y Yuselle Campos (bailarina).
.
Programa CORAZÓN PERUANO. TVPerú. Sábado 21 de noviembre
.


domingo, 11 de octubre de 2009

FALLECIÓ ARTURO ZAMBO CAVERO

Arturo Cavero Velásquez, el "Zambo Cavero", uno de los más notables cultores de la música criolla y afroperuana, nos dejó el viernes último a los 69 años de edad.

Nuestro querido cantante nació en el humilde callejón "Banderita Blanca" de la cuadra 11 de la Av. Abancay, donde fue criado en una familia de tradición musical. Su madre Digna Velásquez Isusqui, nació en San Luis de Cañete un 6 de febrero de 1918. Es por esta razón que el Zambo Cavero siempre estuvo relacionado con el arte negro y con nuestra querida provincia.

Arturo inclusive participó en varias ocasiones de las festividades por el aniversario de Cañete. Muchos recuerdan que durante el VI Festival de Arte Negro 1976, un joven Arturo Cavero de solo 35 años ganó el Festival de la Canción Negra, defendiendo el tema "La Carimba", zamacueca de inspiración de su primo José Villalobos Cavero.

Tema: LA CARIMBA. Intérprete: Arturo "Zambo" Cavero. Compositor: José Villalobos Cavero. Primer Lugar en el Festival de la Canción Negra - VI Festival de Arte Negro Cañete 76.

Eduardo Campos Yataco
lalitocy

domingo, 4 de octubre de 2009

REPORTAJE: PERÚ NEGRO: 40 ANIVERSARIO

REPORTAJE: PERÚ NEGRO - PODER GRONE

Perú Negro está cumpliendo su 40 aniversario, y para celebrarlo van a recibir un homenaje este viernes 9 y sábado 10 de octubre en el Parque de la Exposición de Lima a las 8:00 p.m. con la participación de Cecilia Barraza, Pepe Vásquez, Guajaja, Marco Romero, Lucía de la Cruz, Alex Ramírez, Tito Manrique, entre otros. Entradas a la venta: Tu Entrada
El programa Cuarto Poder de América TV realiza este reportaje donde nos cuentan como se están preparando para esta fecha, además de algo de su historia. El reportaje incluye una visita al Callejón del Buque y a San Luis de Cañete.



Reportaje: Luis Miranda
Edición: J. Sakihara Y.
Cámara: Germán Huaroto
Agradecimiento: Municipalidad de San Luis de Cañete

domingo, 9 de agosto de 2009

LALO IZQUIERDO Y LOS 40 AÑOS DE PERÚ NEGRO

LALO IZQUIERDO Y LOS 40 AÑOS DE PERÚ NEGRO

.

La emblemática agrupación cultural Perú Negro, nominada dos veces al Grammy Latino, celebra 40 años de exitosa carrera. Por tal motivo, se vienen realizando una serie de presentaciones que culminarán con un espectáculo el sábado 10 de octubre en el Parque de la Exposición. “Lalo” Izquierdo, integrante de la primera generación del grupo y figura del folklore afro peruano, ha regresado a nuestro país para preparar al grupo y recuerda junto a nosotros gratos momentos de su paso por Perú Negro, como también de su experiencia como coordinador del II Festival de Arte Negro.

.

“LALO” IZQUIERDO

.

Orlando "Lalo" Izquierdo nació en 1950 en el Rímac, para ser más exactos en el barrio de Malambo, un barrio que según Lalo tiene de Inga y de Mandinga. Lalo nació en la cuadra 3 de la Av. Francisco Pizarro.

Malambo le significa toda una vivencia, porque en sus callejones aprendió a convivir, a intercambiar culturas, donde el negro, el blanco “misio”, el chino, el cholo, y todos convivían, en una especie de comunidad. Si alguien no tenía para comer, el resto lo apoyaba. Aparte es cuna de arte musical, aquí se reunían los visitantes de las tradicionales fiestas de la Pampa de Amancaes.

Lalo se inicia en la música en 1967, cuando su hermana Vicky Izquierdo quien bailaba en Teatro y Danzas Negras del Perú, le propone ingresar al grupo ya que Victoria Santa Cruz necesitaba bailarines. Es aquí donde conoce a Ronaldo Campos, Teresa Palomino, Abelardo Vásquez, Lucila Campos, Vicente Vásquez, Fela Ramos, entre otros.

Pero con quienes se frecuentaba más era con Ronaldo, Víctor Padilla y Rodolfo Arteaga. Luego Lalo trabajó en el restaurante Salón Criollo de Jorge Chicoma en Barrios Altos y en El Chalán. Es aquí donde Ronaldo forma el grupo de baile de la peña, grupo que sería la base de Perú Negro.

.

FESTIVAL DE CAÑETE - 1972

.

Sobre el Festival de Arte Negro de Cañete, Lalo tiene los mejores recuerdos. Él se encargó de la coreografía y coordinación del evento de 1972. Como anécdota nos comenta que tenía que presentar una danza con canastas, las mismas que fueron olvidadas por utilería “…así que tuvimos que utilizar los sombreros de los músicos... (risas)”

Lalo recalca que fue el Festival de Cañete el que dio pie a otros festivales. “Constaba de dos concursos: Reina del Festejo (belleza) y Reina del Ritmo (baile). Este último, hizo que se les prendiera el bombillo a muchos organizadores y dueños de restaurantes, especialmente a Norma Arteaga Barrionuevo, quien contaba con la peña La Valentina. Así se inician los concursos de festejo, y especialmente "La Valentina de Oro", y mucho después vendría Chincha con su Verano Negro”

Recuerda también a mucha gente de Cañete, muchos alumnos a quienes les enseñaba en el local del AJC (Asociación de Jóvenes Cañetanos) de San Vicente: “Recuerdo con agrado a personas como Martha Panchano, Augusto Joya, Pedro Flores, los hermanos Zegarra, muchos de ellos llegarían incluso a formar en algún tiempo Perú Negro. También recuerdo al grupo de Así es San Luis, "Ufo" Manzo, “Mafafa” Manzo, “Colorao”, Angelón Donayre y los “Máquina”. Hace mucho que no visito San Luis, pero íbamos con frecuencia a visitar a los familiares de Ronaldo y Caitro.”

Lalo Izquierdo trabajó además en Venezuela para la CONAC (Concejo Nacional de Cultura) como parte del Sindicato de Radio y Televisión AfroLatino. Radica desde julio del 2000 en EEUU, y ha laborado en Standford University, San Francisco Library, Gala Theatre, entre otros.

.

PERÚ NEGRO, 40 AÑOS DE HISTORIA…

.

Nos comenta “Lalo”, que fue un 26 de febrero de 1969, en el que cuatro jóvenes, ex-integrantes de Teatro y Danzas Negras del Perú (grupo de Victoria Santa Cruz), crearon su propio grupo, el cual sería la base de lo que después se conocería como PERÚ NEGRO.

El proyecto inicial fue idea de Ronaldo Campos, quien trabajaba como músico en el restaurante El Chalan (ubicado en Limatambo), además de “Lalo” Izquierdo, Rodolfo Arteaga y Víctor Padilla. Ronaldo pertenecía también a Los Hermanos Soto junto a “Caitro”, y cuando se cruzaban sus horarios llamaba a “Lalo” para que lo reemplace en El Chalán. Pero la agrupación que tocaba en El Chalán, dirigido por Mario Lobatón (papá de “Huevito”) renunció. Es entonces cuando Guillermo Bonilla, dueño del local, le recomendó a Ronaldo formar un grupo.

Lalo agrega: “Nos faltaban mujeres, para esto hicimos una convocatoria, pero no nos dio resultados. Es aquí donde nos ayudó Esperanza (hija de Ronaldo) quien junto a dos amigas (Sara y Pilar de la Cruz) llegaron a conformar aquel grupo”.

Los ensayos se efectuaban en el Callejón del Buque y en casa de Ronaldo, en la calle Renovación. Los primeros números del grupo fueron “Afro”, Festejo y el Alcatraz. Y fue así como empezaron un 26 de febrero de 1969.

Para aquel entonces no se tenía nombre. Incluso en un viaje a Iquitos, se nombra al grupo como “Acuarela Negra”.

Es aquí donde luego de una pequeña reunión se eligió el nombre del grupo, en el que por idea del “Chino” Domínguez, tendría que un nombre cortó pero que diga mucho: Perú Negro.

En octubre del mismo año, Perú Negro ganó el Festival Iberoamericano de la Danza y la Canción en el Luna Park de Buenos Aires (Argentina), el premio fue de 10 mil dólares. En aquel festival, Perú Negro presentó el espectáculo “La Tierra se hizo nuestra” interpretando diversos números: Afro, Danza de los machetes, Pobre negrito (lamento), El alcatraz, El Payandé, Zapateo, El tamalero (pregón), Festejo, Zamacueca, finalizando con otro afro.

Lalo nos comenta: “… recuerdo con mucho agrado el espectáculo “La Tierra se hizo nuestra”, aquí le apagaron el micrófono a Lucila Campos, y tuvo que cantar El Payandé a capela. Nos quisieron hacer quedar mal, pero resultó mejor…”

Aquel grupo incluyó a Ronaldo Campos (cajón y bailarín), Línder Góngora (primera guitarra), Isidoro Izquierdo (segunda guitarra), Orlando Soto (quijada y cencerro), Caitro Soto y Lucila Campos (voces) y los bailarines Esperanza Campos, Pilar de la Cruz, Sara de la Cruz, “Lalo” Izquierdo, Rodolfo Arteaga y Víctor Padilla.

Luego de Argentina, Perú Negro realiza giras por el extranjero con apoyo del estado, las más recordadas son las efectuadas en México, Cuba y España. Acerca del viaje a Cuba, Lalo recuerda una anécdota que pasaron con Fidel Castro: “… cuando llegamos a Cuba nos llevaron a una zona donde se estaban construyendo casas, y en eso llegó Fidel y nos saludó, y lo miraba a cada rato a Caitro, y nos seguía hablando y lo seguía mirando a Caitro, hasta que se le acercó y le dijo: “oye chico, usted que hace aquí, por qué no está allá construyendo casas (señalando la construcción)”, y Caitro el responde: “¿Quién yo?, por mi madrecita Beneda yo soy peruano, yo he venido con ellos…”…. (risas)

Perú Negro recibiría el apoyo no solo del Estado, sino también de personas como Chabuca Granda, César Calvo y Luis Banchero Rossi. Banchero incluso auspició una de las campañas de investigación entre 1970-1971. Durante este trayecto, entrevistaron a muchos artistas caseros (arte comunitario), incluyendo a Fermín Gómez, Lucila y Benedicta de la Colina, de San Luis de Cañete. Ellos comentaron el aporte de sus abuelos en cuanto a percusión y manifestaciones danzarias. Con el aporte de estos y la creatividad de Ronaldo, se fue rescatando, recreando y ordenando las “variante” rítmicas, especialmente las del Cajón.

Han trascurrido 40 años de exitosa trayectoria, de investigaciones, de anécdotas y célebres giras, de nominaciones al Grammy Latino y de varios reconocimientos. La conmemoración de este aniversario será a lo grande, a través de una temporada en “La Candelaria” de Barranco, los jueves de agosto, y que concluirá con un gran espectáculo en el Parque de la Exposición el sábado 10 de octubre.

.

Gracias a don Lalo Izquierdo y a la familia Campos por su hospitalidad.

Eduardo Campos Yataco

lalitocy

Recuerdos de triunfos… ADA GAVIDIA “REINA DEL FESTEJO 1975” Y JOSÉ VILLALOBOS


Recuerdos de triunfos… ADA GAVIDIA “REINA DEL FESTEJO 1975” Y JOSÉ VILLALOBOS

.

Ada Gavidia, hermosa morena quien obtuviera en 1975 el cetro de Reina del Festejo, fue abordada por CAÑETE ARTE NEGRO para entablar un ameno diálogo, en su casa de la Urb. Palomino.
Ada nos comenta que cuando vivía en La Victoria fue animada por su grupo de amigas a participar en el Festival de Cañete, a lo que su padre se opuso. Luego de ser convencido, el señor Gavidia dio permiso a su hija a participar en aquel evento, el mismo del que tiene los mejores recuerdos, como las recepciones de agasajo a las reinas, como del mismo festival y la cantidad de turistas que asistían en aquellos años.
El Festival le abrió nuevas puertas y el conocer nuevas amistades. Luisa Valencia “Reina del Ritmo” de aquel año fue una de ellas. Luisa es hermana de la cantante Mariela Valencia, y fue integrante del elenco de Perú Negro.
En la actualidad, Ada se dedica a enseñar bailes afroperuanos, mientras que Luisa Valencia radica en los EEUU, junto a su hermana Mariela.
.

PEPE VILLALOBOS y su "Negrito Chinchiví”
Don Pepe Villalobos, uno de los principales cantores de jarana y figura del criollismo, fue el ganador del primer Festival de la Canción Negra 1975. José, nacido en los Barrios Altos, es unos de los mejores compositores de temas afroperuanos. Negrito Chinchiví, Mueve tu cucu, La morena Trinidad y La comadre Cocoliche son algunas de sus obras.

Negrito Chinchiví fue el tema ganador de la competencia. Acerca del tema, don Pepe nos comenta que el Chinchiví era una bebida muy consumida en Chincha hace muchos años, y el “Negrito Chinchiví” era aquel que se ponía contento y bromista al beber este trago típico.
*Archivo fotográfico Santiago Venturo Ferré

La siguiente es la versión grabada por Lucila Campos, para el álbum Quimba, Lisura y Sabor.
.
.
Eduardo Campos Yataco
lalitocy

FESTIVAL DE ARTE NEGRO 1975. Archivo: EXPRESO, EXTRA







FOTOS DEL FESTIVAL DE ARTE NEGRO 1975. Archivo Santiago Venturo Ferré








Recordando… FESTIVAL DE ARTE NEGRO 1975

Recordando… FESTIVAL DE ARTE NEGRO 1975

.

Agosto de 1975 “Año de la Mujer Peruana”, año de triunfos en el deporte peruano. La noche del miércoles 20 de aquel mes, la selección peruana culminaba una excelente primera fase en la Copa América con un triunfo ante Chile 3 a 1, aquel año nos coronaríamos campeones. La selección de voleibol haría lo mismo al vencer a Brasil en la final, obteniendo su quinta corona continental. Llegaba agosto de 1975, y Cañete se alistaba a celebrar la Semana de Cañete y el V Festival de Arte Negro.

Los diarios Extra, La Prensa y Expreso, entre otros, anunciaban las festividades por el aniversario de nuestra provincia, las cuales se iniciaron el sábado 23.

Dos grandes del festejo y del ritmo, participantes del Festival de 1973, y que en aquel entonces eran figuras sobresalientes en escenarios importantes de Lima, serían las encargadas de preparar a las candidatas del certamen. Nos referimos a Teresa Palomino y Alejandra Ambukka (Reina del Ritmo 1973).

La presentación oficial del Festival se llevó a cabo el viernes 22, en el que se dieron a conocer los detalles y fines del mismo. En un ambiente de fiesta donde sobresalió la presencia de las candidatas, se efectuó la conferencia de prensa.

La reunión se realizó en la Peña “El Embrujo” de Barranco, con presencia de autoridades como la alcaldesa de Cañete, Flora Rondón Vda. de Navas, el presidente de la Comisión de Fiestas, Santiago Venturo, periodistas, candidatas y ganadoras de años anteriores. Un número que causó sensación fue la presentación del conjunto “Los Máquina” de San Luis de Cañete.

El Festival se llevó a cabo la noche del sábado 30 de agosto, en el espacioso anfiteatro “Las Casuarinas” construido especialmente para dar cabida a las 19 hermosas morenas candidatas. La figura de Lucila Campos y su conjunto negro despertó frenéticos aplausos y hubo grupos de personas que contagiados por el ritmo negro bailaron en parejas subidos en las tribunas. Fueron más de 2500 personas las que se dieron cita. Asimismo destacó la presentación de Martha Panchano, la primera cajonera del Perú, quien conjuntamente con el grupo Azabache de Chincha, demostraron el verdadero sabor del ritmo negro.

En una final reñidísima, fueron elegidas Ada Bárbara Gavidia Pinto y Luisa Valencia Lavalle, como Reina del Festejo y Reina del Ritmo, respectivamente. Ellas se hicieron acreedoras a los premios de 20 mil y 10 mil soles que la Municipalidad de Cañete puso a disposición de las ganadoras, además de múltiples premios que sumaron diversas entidades.

Todas ellas se presentaron en traje de festejo y de noche. Betty Negreiros, candidata de Cañete, fue elegida como Reina de la Simpatía del certamen. Las otras tres finalistas fueron: Julia Ramírez Pacheco, Norma Zegarra y Elisa Vásquez.

Por otro lado, se realizó el primer Festival de la Canción Negra. El tema ganador que se hizo acreedor de 30000 soles fue “Negrito Chinchiví” del Compositor José “Pepe” Villalobos” e interpretado por Lucila Campos.

El jurado estuvo conformado por Elsa Fernández de Salas (folklorista y compositora) Paola Arzola (Reina del Ritmo 1971), Ramón Galecio Mendoza (folklorista), Rogelio Chumpitaz (Rotary Club de Cañete) y Agustín Prado (Diarios EXTRA y EXPRESO).

Cañete convertido por unanimidad en el centro principal de difusión del Arte Negro Nacional, culminaba de esta forma, con broche de oro sus festividades.

Agradecimiento especial a Santiago Venturo Ferré, Ada Gavidia, José “Pepe” Villalobos, Lucila Campos y Alejandra Ambukka.

.

Eduardo Campos Yataco

lalitocy

domingo, 19 de julio de 2009

INGÁ O UNGÁ

El ingá o ungá, era un baile en el que los participantes se turnaban para bailar con un gran muñeco. Según William David Tompkins, fue bailado por lo menos en Lima y Cañete hasta las primeras décadas del siglo XX y luego desapareció. Su origen es desconocido, igualmente el autor de su letra.

Según la musicóloga Chalena Vásquez: el Ingá es una danza colectiva, cuya voz onomatopéyica refleja el llanto de un niño. La danza presenta a un coro de bailarines y cantantes que rodean a uno de ellos en el centro quien tiene en sus brazos a un muñeco -simulando un niño- mientras baila; luego pasa el muñeco a otro bailarín del ruedo quien bailará a su vez en el centro. Aunque por el movimiento corporal del baile podríamos hablar de una danza erótico-festiva, el hecho de pasar el muñeco también nos indica una práctica para ordenar el juego (inclusive de niños).

Benedicta Rivadeneyra Rivas de Rivera (nacida en 1900) de San Vicente de Cañete, recordó esta versión para la tesis de William Tompkins en 1975:

Enciéndete candela
ay, fríete cebolla
en mi vida no he visto
cordón de soga

Ungá, ungá
cuidado con la criatura
ungá, ungá
tu mama te va a pegar

Otros informantes de Tompkins (Ernesta Laguna y Toribio Sánchez de San Luis de Cañete) recordaron esta vieja versión, aunque con pequeñas diferencias, siendo las más frecuente la sustitución de la línea "cuidado con la criatura" por "mi ñana quiere mama".

Esta versión difiere de lo recordado por algunas personas de Lima. Manuel Acosta Ojeda recuerda la práctica de esta costumbre en la hacienda La Calera en Surquillo en 1940 y luego en Barrios Altos. La forma de bailar era la misma, pero la letra era diferente:

Mi mama, mi taita
cuidao con la criatura
Ingá, Ingá
cuidao con la criatura

El grupo Perú Negro escenifica este baile en sus presentaciones.



  • Acosta Ojeda, Manuel. Ingá. En: Variedades, 31 de agosto, 2009.
  • Tompkins, William David. The Musical Traditions of the Blacks of Coastal Peru. Tesis doctoral. Los Ángeles, 1982.
  • Vásquez Rodríguez, Rosa Elena Chalena. Costa. Presencia africana en la costa peruana, relación de géneros, danzas e instrumentos musicales. Lima, 1992.