viernes, 21 de diciembre de 2007

PERÚ NEGRO: TRADICIÓN VIGENTE

PERÚ NEGRO: TRADICIÓN VIGENTE

Perú Negro, fundada por el cañetano Ronaldo Campos, sigue siendo hasta nuestros días la máxima expresión de la cultura afroperuana en el mundo. Estando próximos a realizar una gira por los Estados Unidos, pude realizar una breve charla con Rony Campos, hijo de Ronaldo y actual director de Perú Negro, así como estar presente en los ensayos de esta famosa agrupación.

¿Cómo vamos con el grupo? ¿Qué están realizando por el momento?

Ahorita lo que hemos preparado es el disco. El tercer Cd de Perú Negro, que va a ser lanzado en Estados Unidos el próximo año, con la gira que vamos a hacer nosotros, que va a empezar el 19 de enero. Y bueno hemos preparado cosas nuevas ya que son cinco años seguidos que estamos yendo a los Estados Unidos. Justamente este año hemos dejado de ir, para preparar una gira que va a durar más tiempo, va a durar tres meses. Incluye Miami, Los Ángeles, Seattle, Nueva York, Nueva Jersey, Washington. Son 42 presentaciones que vamos a hacer. A los americanos les encanta la música negra. Está entrando bastante, sobretodo desde que Susana Baca ganó el Grammy.

¿Susana Baca también es familiar de ustedes verdad? ¿Cuál es el parentesco que tienen ustedes con Caitro, Susana?

Claro, Susana Baca de la Colina es prima hermana de mi papá (Ronaldo Campos de la Colina). Caitro Soto de la Colina también es primo hermano de mi papá. Y la mamá de Pepe Vásquez es hermana de Caitro. Todos somos familia. Mi abuela se llamaba Lucila pero le decían Shila. Ella era hermana de Benedicta (madre de Caitro y abuela de Pepe Vásquez), y de Carmen (mamá de Susana Baca).

¿Usted siempre perteneció al grupo?

Siempre, nací en el grupo. Desde chiquitito.

¿Aparte del cajón toca otros instrumentos?

Yo toco todo lo que es percusión.

Bueno, ahora que son reconocidos, que viajan al extranjero. ¿Cree usted que han logrado todo lo que se propusieron como artistas?

No todavía, porque solo fue una nominación. ¡Falta llevarnos el Grammy! (risas) Esperamos que nos nominen el próximo año, con el nuevo disco que se va a llamar “Zamba Malató”.

¿El nuevo disco tiene tradiciones de Cañete?

Claro, inclusive el disco incluye una canción que se llama "CAÑETE" (Si a Cañete voy), tema hecha por Carlos Rincón.

Dicen que la cultura no “da” en el Perú. ¿Opina lo mismo?

En cierta parte si. No da porque no hay apoyo, sobretodo del gobierno. Porque en otros países la cultura es lo primero y después es el resto. Aquí es al revés.

¿Su papá llegó a percibir algo de la Ley del Artista o alguna pensión?

Bueno, ahora recibe mi mamá. Le llaman Pensión de Gracia, eso lo dieron en la época de Toledo.

¿Qué es lo más difícil que le ha tocado vivir con el grupo?

Lo más difícil… es mantener el grupo. Es muy difícil manejar distintos caracteres, distintos pensamientos. Además del poco apoyo que hay. A mi padre era para ponerlo en un altar. Mantuvo el grupo durante 33 años, y sólo la única vez que el grupo fue apoyado fue en la época de Velasco, con ayuda de Banchero Rossi. Banchero apoyo mucho a Perú Negro, hasta sueldo les daban.

¿Cuál es el momento más grato que recuerda haber vivido con el grupo?

Mi debut en el extranjero. Fue en el Festival Intenacional Cervantino de México en 1979 o 1980.

Para usted ¿Quién o quienes han sido los mejores exponentes del arte negro?

Todos lo que han participado en Perú Negro, y todos lo que han salido de Perú Negro, como Caitro Soto, Lucila Campos, Guajaja, Manuel Donayre.

Navidad Negra ¿De qué trata el espectáculo?

Se trata de vivencias, de costumbres, como se celebraba la Navidad en Chincha, en Cañete, en San Luis. Para hacer ese espectáculo hubo todo una investigación. Lo artístico lo investigaron mi papá, los bailarines; y lo teórico lo hizo César Calvo.

Hablemos de su padre ¿Cómo fue la infancia del señor Ronaldo?

Mi papá nació en San Luis, vivió en la casa de Caitro, porque mi abuela Shila se vino a Lima a trabajar. Por eso mi papá se trataba de hermano con Caitro. Se criaron juntos con todos sus hermanos. Mi papá trabajaba en la chacra, eran algodoneros. Luego ya cuando tenía 15 años se vino a Lima, y se puso a trabajar de chofer en la Línea 20. Luego ya comenzó a trabajar como danzante, en Pancho Fierro y Los Hermanos Soto.

¿Qué tradiciones o costumbres de Cañete les comentó Ronaldo? ¿Las siguen practicando?

Bueno, por ejemplo, el zapateo que se daba para Navidad afuera de la iglesia. Se zapateaba, se cantaban villancicos, se bailaba. Varios de los villancicos que están en el CD Jolgorio, fueron recopilados en San Luis. Nosotros hasta ahora como familia seguimos con el baile, el arte.

Ronaldo perteneció a Pancho Fierro, luego estuvo con Victoria Santa Cruz. ¿Cómo decide formar Perú Negro?

Es que lo conocieron y le pidieron que arme un grupo para que baile en un restaurante, allá por 1969. Así fue que mi papá hizo el grupo. Fue en el restaurante “El Chalán”, que quedaba por Paseo de la República con Javier Prado, por donde queda el Banco Continental. Y hay salió Perú Negro. Luego a la señora Chabuca (Granda) le llegó una invitación para mandar un grupo peruano al Festival Iberoamericano de la Danza y la Canción en Argentina, y como lo conocía a mi papá le habló para mandar al grupo al festival, y ganamos el festival.

¿Es verdad que en las primeras generaciones de Perú Negro había un gran número de cañetanos?

Claro, había bastante cañetanos. Siempre ha visto buena relación con Cañete, con la municipalidad, con los colegios como el Sepúlveda por ejemplo, ellos ayudaron a realizar varias veces el Festival de Arte Negro, en la época cuando mi papá estuvo también en la organización del espectáculo. Cuando se hacía en el ACAR.

Siguen visitando San Luis de Cañete

Claro, todos los años yo voy para Semana Santa. Tenemos familia todavía por allá, como los Sebastiani.

San Luis y Cañete tuvieron mucha fama en los 70’s. Eso cambió, sin embargo otros pueblos viven en la actualidad de la música negra. ¿Qué cree usted que pasó?

Mal manejo. Mal manejo de la gente que armaba los espectáculos, los festivales, porque la tradición, gente con ritmo todavía hay en Cañete, por ejemplo las chicas Ayaucán, una de ellas ganó cuando mi papá hizo el Festival.

lalitocy